viernes, 20 de noviembre de 2009

Semana complicada.

Pido disculpas por la falta de inspiración. Esta ha sido una semana muy dura de trabajo. Han reducido el personal, sacado las extras y nos han sumado horas de trabajo e implementado un segundo día de horario cortado al que ya teníamos. Mi único franco se ha reducido. Mi vida es literalmente un pastelillo. Estamos en pleno cambio de carta y ya entramos en la época del año de mayor trabajo para nosotros. Prometo volver con mis escritos muy pronto. Cariños a todos, P.

3 comentarios:

Mundo BQ dijo...

Ánimo Petit... que los grandes son los que al final cuentan la historia de las batallas :D

Y sí: tu vida es un pastelillo, pero tu eres la pastelera y te puedes encargar de que el pastelillo sea delicioso :).

Un abrazo.

felipe dijo...

Animo Petit, hay que agarrarse fuerte de los utencillos, cuando la tormenta pasa....quedan las mismas cosas con menos gente, de la cual alguna nueva repite la historia!!!Agarrarse fuerte....en todos los paises y trabajos,siempre limpian por arriba, como en cada tormenta fuerte.El pasto y las flores siempre vuelven a crecer!!!!

Petit. dijo...

Gracias por el ánimo!. Lo peor está por venir...tengo que resistir hasta finales de diciembre y luego veremos como sigue la cosa. Espero me de la cabeza para seguir escribiendo...sino esta situación me va a terminar enojando mucho más.Cariños a todos!!!, P.