martes, 5 de octubre de 2010

Caminante no hay camino...

Estoy en unos días de transición...no me esta siendo fácil "visualizar" "la nota". Creo que estoy en el punto del camino en donde los caminos se bifurcan..."¿Derecha o izquierda????". A todos nos pasa... Creo que la edad influye mucho y lo ya caminado también. Llega un punto del camino en donde uno piensa: "Esto ya lo he hecho", "Esto ya lo he vivido", "Esto ya no lo quiero", entonces la pregunta es: "¿Y ahora qué?". Y aquí me encuentro con una dificultad extra: el hecho de ser mujer en mi profesión. Miro hacia adelante y creo saber el lado del camino que quiero tomar pero mi condición de mujer me dificulta llegar a mi próxima meta. Mucho tiempo me he puesto un techo propio en esta profesión y, últimamente, me he estado haciendo muchas preguntas.
Cuando uno esta en un lugar y se dice todo el tiempo: "Mmmmm....esto no me convence...mmmmm, esto me hincha mucho.....mmmmmmm estoy cansada de ver ratas y calzonesssssssss....mmmm esto es muy standart...no es lo que esperaba!". Luego de meditar con la almohada mi conclusión es que: quiero más!". Es tiempo de saltar señores y señoras!. ¡Quiero saltar!, eso quiero....saltar!!!. En esta profesión, como en tantas otras, hay muchas maneras de llegar a un mismo lugar. A mi, tal vez, me ha tocado o he elegido inconscientemente el camino más lento. Pero como mis pasos han sido dados sobre tierra firme ahora parece que mis piernas piden más. "Quiero llegar a donde casi solo llegan los hombres gastronómicos". Las mujeres gastronómicas del "montón" corremos con infinidad de desventajas en esta profesión y solo nuestra capacidad y tenacidad son la llave para abrir ciertas puertas. Ya he golpeado las puertas de "elite" muchas veces y hasta ahora nunca se han abierto. Pero creo que ése es mi camino: lograr entrar a alguna de las cocinas mejores posicionadas del país. Mis queridos lectores: "Quiero codearme con los machos gastronómicos de elite". En grandes hoteles y grandes confiterias las mujeres cocineras o pasteleras son contadas con los dedos de una mano. Quiero ser una de ellas!. Ha sido mi sueño desde mis comienzos pero luego, en el arduo, batallado e impensado camino que he transitado, ese sueño se ha ido desdibujando. Pero, por esas cosas de la vida, hoy lo he vuelto a vislumbrar y no quiero que se me vuelva a esfumar. Esta vez quiero concretar mi sueño. Quiero ser parte de una cocina 4 o 5 estrellas!. Tal vez me falte dar algún que otro paso pero creo saber cuales son y estoy en camino. Petit quiere estar en lo alto y quiere ver que se ve allá arriba para poder contarlo!. No va a ser fácil, no va a ser ya pero mi meta ya esta en el final de este nuevo camino. Ahora que mi cerebro no está achicharrado por 16 horas de trabajo diario casi sin ir a orinar, (el gastronómico me sabrá entender), puedo pensar. Puedo proyectar como cualquier ser humano y ya estoy caminando por el sendero elegido. La decisión ya esta tomada mis queridos lectores!. ¡Los dados han sido tirados y mi apuesta va con todo!.

1 comentario:

felipe dijo...

PRECURSORAS : DOÑA PETRONA C. DE GANDULFO, LAS HERMANAS CONCARO, BLANCA COTTA,.....(MUCHAS OTRAS)...MARU BOTANA,ETC.
SE PUEDE!!!!
MUCHA MERDE PETIT!!!
PETIT REGINA DELLA CUCINA!!!!!
TE DESEO QUE SEAS TESTA CORONATA!!!
PUM PARA ARRIBA!!!!